jueves, 29 de agosto de 2013

Despedida y cierre... al menos de momento


Bien, el título es bastante explicativo. Mantener un blog requiere tiempo y dedicación, y aunque me resultaba divertido y me ha proporcionado buenas y enriquecedoras experiencias, no dispongo de las horas suficientes para la atención que merece, tanto él como los que lo hayáis seguido durante su corta vida.

Ahora mismo estoy a pleno rendimiento con mi trabajo, mi familia y la escritura, puesto que a parte de El obelisco y su continuación, estoy embarcado en una nueva obra, La encrucijada, cuya primera versión ya está acabada. La inactividad reciente del blog, y con ella su muerte, era inevitable. Le he puesto ilusión, y ganas, y sin embargo no ha bastado. Supongo que no os cuento nada nuevo.

Quizás abra otro para dar a conocer este nuevo trabajo, pero no es muy probable. Abrir un espacio y no mantenerlo continuamente no conduce a ningún sitio, y hoy por hoy mis prioridades son centrarme en la materia prima: mis obras. Si en un momento de mi vida dispusiera del tiempo suficiente para la promoción mediante blogs, lo haría. Mientras tanto, usaré otros canales.

Un saludo a todos, y mil gracias por haberos pasado, aunque sólo hayan sido unos instantes. Ha sido muy gratificante para mí ver que las visitas subían y que los comentarios se sucedían. ¡Gracias de nuevo, y un placer haber compartido tiempo e ideas con vosostros!

Hasta pronto.
Alberto Rodríguez.