viernes, 24 de mayo de 2013

Artículo sobre técnica narrativa: narrador equisciente vs. narrador omnisciente

 

¿Por qué elegí ser un narrador omnisciente?



Buena pregunta. Durante mi corta experiencia como escritor he abrazado las dos técnicas para relatar una historia, pero la mayoría de las veces me he postulado como el Creador con mayúsculas, aquél que todo lo ve y todo sabe. Sinceramente, creo que en parte lo hago por una simple cuestión de comodidad, y admito que en ocasiones planea sobre mi conciencia el fantasma de no ser demasiado creíble. Sin embargo, hay otra motivación menos prosaica, ya que también me impulsa la idea de dar explicaciones, de relatar hechos acaecidos en el pasado como lo haría cualquier profesor de historia en una de sus clases. El que haya leído algunos capítulos de 'El obelisco' ya se habrá dado cuenta de que soy un autor al que le gusta dejar las cosas bien claras. Me gusta complementar la evolución de la historia con datos sobre el mundo en el que viven los personajes, y me gusta hacerlo como alguien que aparece de repente y da las explicaciones necesarias, como si estuviera hablando de un hecho histórico. En realidad, ésa es la clave: mi forma particular de entender la narración de ambientación fantástica es explicar lo ocurrido como si transcribiera hechos reales sucedidos hace mucho tiempo y registrados en antiguos anales. Y eso es muy complicado, o directamente imposible, si se relatan los acontecimientos en primera persona.

Una vez leí la opinión al respecto de uno de mis ídolols, G.R.R. Martin. Lamentablemente para mí, aunque no negaré que lo esperaba, Martin se desmarca del punto de vista omnisciente; es obvio, teniendo en cuenta la forma de narrar sus obras más recientes.

                      George Martin se decanta por una narración equisciente


Pongo un extracto de la entrevista donde habla de este tema:

          (. . .)
Usted es muy aclamado por utilizar la técnica del punto de vista con gran destreza. Hábleme un poco sobre este método.
Creo fuertemente en explicar las historias utilizando un limitado pero fuerte punto de vista en tercera persona. Sí que es cierto que durante mi carrera he utilizado otras técnicas, como la de la primera persona o la del narrador omnisciente, pero actualmente odio el punto de vista omnisciente; ninguno de nosotros tiene un punto de vista omnisciente, estamos solos en el universo. Oímos lo que oímos y estamos muy limitados. Si un avión se estrellara detrás tuyo yo lo vería pero tú no. Ésta es la manera en que percibimos el mundo y lo que quiero es poner a mis lectores dentro de los personajes.
Pero hay muchos personajes, en sus libros...
Aún así, en el caso de Canción de Hielo y de Fuego, tengo una historia épica; es tan grande como la historia de la Segunda Guerra Mundial. Si escribiera sobre ella, ¿qué punto de vista tendría que escoger? Podría escoger el punto de vista de un joven soldado americano que es enviado a Alemania, pero entonces no sabría qué está pasando en el Pacífico o en los círculos de poder... Pero también podría escoger el punto de vista de Churchill pero entonces sólo daría información de un bando así que tendría que escoger, también, el punto de vista de Hitler, y te aseguro que haciendo esto me sentiría de lo más extraño…
(. . .)

Os dejo el enlace de la entrevista completa: Entrevista a George R.R. Martin, por Adrià Guxens

George Martin tiene razón, naturalmente. Es mucho más realista, más creíble, que el narrador no lo sepa todo, y que sean los personajes los que desarrollen la historia. 

Todos los escritores, desde el más afamado al más desconocido, tienen su propias motivaciones para elegir técnicas narrativas, pero creo que son tan buenas las unas como las otras. Al fin y al cabo, lo realmente importante es que la historia sea buena, que esté bien explicada y bien redactada. A partir de ahí, la cosa va a gustos.

¿Qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario